Se dan diferentes rasgos comunes entre el asma y EPOC, ya que una de las principales características entre ambas enfermedades radica en la pérdida y recuperación de la función pulmonar, en cuanto al proceso de inflamación de las vías aéreas, a continuación hablaremos las semejanzas de cada uno.

Asma

El asma es una de las enfermedades crónicas que afectan a los pulmones donde inflama y estrecha las vías respiratorias, las enfermedades crónicas son enfermedades que duran por mucho tiempo si no son tratadas.

Las causas del asma son períodos repetidos de sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Regularmente la tos se presenta por la noche o bien en las primeras horas de la mañana. Esta enfermedad afecta a personas de todas las edades, pero por lo general se da por la infancia; en los Estados Unidos hay más de 25 millones de personas que tienen asma comprobada. De estas personas casi 7 millones son menores de edad.

Dicho de otra manera, las vías respiratorias son tubos que conducen el aire que entra y sale de los pulmones, las personas que padecen o sufren de asma, las vías respiratorias están inflamadas o hinchadas, esto hace que sean muy sensibles y tiendan a reaccionar fuertemente la inhalación de varias sustancias.

Es allí cuando las vías respiratorias reaccionan, los músculos que las rodean se contraen, esto las estrecha y hace que llegue menos aire a los pulmones, la hinchazón también puede agravar y estrechar las vías respiratorias aún más, las células de las vías respiratorias pueden producir más mucosidad de lo normal, dicha mucosidad es un líquido pegajoso y espeso que puede reducir aún más las vías respiratorias.

También te puede interesar:  Diferencias entre Suero y Plasma Sanguíneo

 

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Esta enfermedad no es una sola enfermedad, ya que es algo general que designa varias dolencias pulmonares crónicas que de cierta manera limitan el flujo de aire en los pulmones. Las palabras más familiares como “bronquitis crónica” y “enfisema” son utilizados, pero ahora son incluidos en el diagnóstico de la EPOC.

Uno de los síntomas más generales son la disnea o falta de aliento, una excesiva producción de esputo y una tos crónica, no obstante la EPOC no es sólo la “tos del que fuma” sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que conduce de forma rápida hacia la muerte.

Por esta razón, la EPOC es una enfermedad pulmonar crónica, que es caracterizado por unos bronquios cada vez más taponados o estrechos, como lo es en el enfisema pulmonar, por un tejido pulmonar hiperinsuflado, estas alteraciones en los pulmones son los responsables de los síntomas principales del EPOC, tales como: expectoración, tos, dificultad respiratoria; en una fase temprana de la EPOC, puede aparecer una bronquitis crónica simple, una enfermedad pulmonar que comienza siendo independiente y que no estrecha las vías respiratorias, luego de eso a partir de la bronquitis crónica puede desarrollarse una bronquitis obstructiva crónica.

 

Finalmente, después de haber visto las características y definiciones de cada término, te daremos un breve resumen para poder comprender aún más las diferencias de estas palabras.

  • El asma es diagnosticado en niños y menores de 14 años, mientras que la EPOC se registra por lo general en adultos, y esta enfermedad es agravada mayormente a las personas fumadoras.
También te puede interesar:  Diferencias entre Suplementos y Complementos Alimenticios