Existe una gran diferencia entre los términos bienes y servicios basados en si son tangibles o intangibles, de manera que los productos son básicamente objetos que tienen que ser fabricados, transportados, almacenados y vendidos.

Por ello en DiferenciasEntre, hablaremos acerca de las diferencias entre bienes y servicios.

Bienes – Concepto y su significado.

Los bienes dentro de Economía se considera a los objetos tangibles es decir cosas que podemos ver, oler, tocar, etc. Asimismo los bienes pueden usarse o bien consumirse.

De manera que los bienes se pueden transferir de persona en persona, y son posesiones, propiedades personales o artículos que pueden comercializarse, o bien se pueden intercambiar por dinero u otro bien.

Asimismo existe una distinción fundamental entre los bienes muebles e inmuebles, donde los segundos tienen una regulación especial dada su mayor relevancia económica, dicha regulación especial es caracterizada por el hecho de que los actos y contratos que tienen por objeto bienes inmuebles son solemnes. No obstante los bienes inmuebles están sujetos a un sistema de registro llevado a cabo por las autoridades adecuadas.

 

 

Servicios – Concepto y Significado

Por otro lado, los servicios se consideran completamente distintos a los bienes, ya que son comodidades intangibles que no podemos ver, tocar y oler como si fuesen objetos.

Por lo general los servicios se obtienen a cambio de dinero, pero en otros casos pueden ofrecerse o compartirse otros servicios.

Ahora bien dentro de los servicios más comunes que a menudo solicitan son, el cable, el gas, electricidad, etc. Los individuos que solicitan servicios como estos no pagan sólo una vez por ello, o bien como suele suceder en el caso de los bienes, sino que pagan una renta fija.

También te puede interesar:  Diferencias entre Sueldo y Salario

En la Actualidad, las empresas o negocios se enfocan en ofrecer tanto bienes como servicios, tales son los casos de la comida rápida, que sirven en los restaurantes es un bien; pero el ambiente de dicho negocio puede ser considerado un servicio, de manera que si el cliente obtiene un buen servicio, regresará al mismo lugar. Y el dueño del negocio puede ver dicha ventaja en poder mejorar cada vez los servicios como bienes.