Los términos cemento y hormigón son materiales convencionales de construcción, y es que la principal diferencia que se da es que el hormigón forma parte del cemento, de manera que el cemento se puede emplear como material de construcción, y el hormigón no puede prescindir del cemento.

En DiferenciasEntre, hablaremos acerca de las características, ventajas y diferencias entre ambos.

Cemento

El cemento es fabricado a base de minerales, caliza, arcilla y hierro. Ya que la mezcla de minerales se calienta a una temperatura aproximada de 1.400 y 1.500 ºC ya que se obtiene un producto conocido como clinker, es un producto que es parecido al mármol.

El clinker es molido finalmente junto con yeso de manera que se obtiene un polvo de color gris muy fino conocido como cemento, cuando el cemento se mezcla con agua forma una pasta maleable con la característica de fraguar y cuando se seca adquiere una consistencia dura.

No obstante la producción de cemento necesita una alta cantidad de energía, debido a las altas temperaturas a las que hay que calentar sus ingredientes, por este motivo es una industria bastante criticada y a la que se le acusa de una gran emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, por otra parte los componentes del cemento son de los más abundantes del planeta y además es posible su reciclaje.

 

Hormigón

Por otra parte, el hormigón es un material de mampostería que se emplea el cemento como material de unión de materiales llamados agregados. Entre los agregados más utilizados son arena, piedra triturada, roca. El cemento suele estar entre el 10 y el 15% del volumen del hormigón si bien la proporción exacta depende de qué tipo de hormigón se prepare así como la finalidad de uso.

También te puede interesar:  Diferencias entre cat5e y cat6

Los demás agregados se mezclan con el cemento y luego se le agrega agua a la mezcla, y es cuando comienza una reacción química en el cemento que le hace endurecer uniendo a todo el conjunto. Antes de que endurezca el cemento, el hormigón se vierte sobre un molde para que luego endurezca en la forma y lugar que se desea.

Regularmente el tiempo que lleva el hormigón en fraguar depende de varios factores,  ya que uno de los más importantes es la cantidad de yeso que lleve. Dicho tiempo se puede acortar añadiendo cloruro cálcico o alargar añadiendo azúcar.

De manera que estos compuestos interfieren en el proceso de desarrollo de los cristales que se forman durante el proceso de fraguado. Además dichas sustancias se añaden a otros productos que prevengan la formación de grietas en el hormigón que vaya a estar sometido a condiciones extremas.