Dentro de una investigación criminal es común escuchar los términos “Acusado” y “Sospechoso”, ambos términos relacionados, pero muy diferentes entre si y esto causa confusión en una cantidad notable de las personas alrededor del globo, si también te encuentras con un poco de confusión sobre estos dos términos o solamente deseas saber un poco más sobre estos, continúa leyendo.

Acusado

juzgadoEs una persona que se encuentra sometida ante la ley, debido a algún cargo de haber cometido un crimen, una vez que se levantan cargos relacionados a algún acto criminal contra una persona esta comienza a ser considerada como un acusado, estos son llevados a juicios, donde la parte defensora debe demostrar la inocencia del imputado, mientras que la acusadora debe demostrar lo contrario, en este caso la culpabilidad del acusado en el crimen.

La diferencia directa entre sospechoso y acusado, es que en esta ultima se tiene una acusación ya confirmada contra el imputado, aunque un sospechoso si puede ser acusado si es llevado a juicio.

Sospechoso

Es alguien que se encuentra bajo alguna investigación con relación a algún crimen, en este caso el organismo de prosecución tiene la sospecha de que el sujeto ha cometido algún tipo de delito y se inicia la investigación en su contra, en la cual se buscan pruebas para demostrar si el sujeto está o no implicado en los hechos, en este caso un crimen.

Normalmente son sometidos a interrogatorios intensos, para así evaluar las reacciones y respuestas del sujeto, cualquier persona no puede ser tomada como sospechoso, ya que antes de considerar a una persona como tal, se deben tener algunos aspectos en consideración que puedan vincular a la persona en cuestión con algún crimen que haya cometido o del que haya sido testigo ocular y tenga que aportar algo a una investigación.