Diferencias entre presion arterial sistolica y diastolica
5 (100%) 3 votes

A nivel de salud, es importante reconocer las diferencias entre la presión arterial sistólica y diastólica. Primeramente, es de relevancia definir que la presión arterial es aquella que se ejerce por el tejido sanguíneo contra la pared de las arterias y se puede componer de muchos factores. En el siguiente artículo se presentarán las diferencias que existen y sus definiciones.

¿De qué tratan estas presiones arteriales?

La presión arterial sistólica o también conocida como “la presión alta”, es aquella que es ejercida por el torrente sanguíneo sobre las paredes que contienen a los vasos sanguíneos cuando el corazón presenta una sístole, es decir, una contracción del musculo cardíaco.

 

La presión arterial diastólica o también conocida como “la presión baja”, es aquella donde la presión es ejercida por el tejido sanguíneo sobre las paredes de los vasos sanguíneos cuando el corazón presenta una diástole, es decir, una relajación del músculo cardíaco para llenarse de nuevo de sangre.

 

Es importante también conocer lo que es llamado como presión de pulso, la cual es la diferencia entre estas dos presiones arteriales, es representada en mm Hg y se denomina como un fuerte indicador de distensibilidad en las arterias.

 

¿Cuáles son sus diferencias?

  1. La presión diastólica cuando se encuentra elevada, indica cierto riesgo de aneurisma de la Arteria Aorta abdominal. Cuando la presión sistólica se encuentra elevada, se encuentra el riesgo de tener un accidente cerebrovascular y angina estable.
  2. La tensión arterial durante la diastólica debe ser de 120 mm Hg en adultos y durante la sistólica, debe ser de 80 mm Hg.
  3. El valor aumentado para la sistólica sería igual o mayor a 140 mm Hg y de la diastólica sería igual o mayor a 90 mm Hg.
También te puede interesar:  Diferencias entre oxicodona e hidrocodona

  1. Los pacientes con presión arterial sistólica elevada tienden a tener posibles sangrados intracerebrales (el cual es una hemorragia en el tejido cerebral causado por un accidente cerebrovascular), sangrado subaracnoidea (la cual es una hemorragia mortal causada por el mismo accidente cerebrovascular) y angina estable. Los pacientes con presión arterial diastólica alta solo pueden presentar indicadores de una posible aneurisma de la aorta abdominal; ésta es la más común en adultos menores de 40 años.