Cuando se es padre por primera vez, es una nueva experiencia algo único y es que es algo divino poder procrear familia, tener hijos y más cuando te dicen que serán gemelos o mellizos.

En DiferenciasEntre, hablaremos acerca de las similitudes, características y diferencias que se presentan entre ambos términos.

Gemelos

En el embarazo de gemelos, son idénticos y se conocen con el término ginecológico como embarazo monocigótico o univitelino, ya que este es producido cuando se fecunda un solo óvulo con un espermatozoide y forma un cigoto que posteriormente es divido en dos, desarrollando dos fetos. Esto dependiendo del momento de la división.

En otras palabras, si ocurre entre el primer y cuarto día tras la fecundación, cada feto tendría su placenta y su propia bolsa amniótica, pero si la división ocurre entre el cuarto y el octavo día (que esto ocurre con mayor frecuencia un 75%), cada feo tendrá su propia bolsa pero compartirán la placenta.

De manera que cada uno se desarrolla de forma independiente, pero al ser formados por el mismo óvulo y el mismo espermatozoide, comparten la misma carga genética y son físicamente casi idénticos y es cuando la mayoría de personas le es difícil poder diferenciarlos.

Mellizos

En un embarazo de mellizos, bivitelino o bicigótico, se produce por la fecundación de dos óvulos y dos espermatozoides, teniendo como resultado dos embriones totalmente diferentes que coinciden en el tiempo.

No obstante el embarazo de mellizos, cada feto tiene su bolsa amniótica y su placenta, de manera que podrán ser del mismo sexo o no. Y el parecido físicamente sera como el de dos hermanos que hayan nacido en diferentes partos y se le conoce como gemelos fraternos.

 

Finalmente, podemos resumir las diferencias entre mellizos y gemelos son las siguientes:
  • Los gemelos siempre van a ser del mismo sexo ya que comparten toda la carga genética, a diferencia de los mellizos pueden ser de diferentes sexos o del mismo.
  • Los gemelos han sido gestados a partir de un mismo óvulo y un mismo espermatozoide y comparten los mismos genes, esto hace a que físicamente sean casi idénticos, a diferencia de los mellizos que provienen de dos óvulos y dos espermatozoides distintos, como cualquier otro par de hermanos gestados en distintos periodos.