En la lengua española, hay varias palabras que se pronuncian o escriben de una forma muy similar o en ciertos casos de igual manera, pero eso si poseen diferentes significados. Esto sucede en el caso de las palabras homónimos y parónimos, da las  las circunstancias de pronunciación y escritura que se dan.

En DiferenciasEntre, hablaremos acerca de las diferencias entre homónimos y parónimos.

Homónimos

Las palabras homónimas u homónimos son todas aquellas que se pronuncian o escriben de igual forma, pero poseen significados distintos. En este caso no es necesario que estas dos condiciones se cumplan a la vez, por lo que la homonimia incluye dos casos:

  • Palabras que se escriben diferente, pero la pronunciación es igual y cuentan con significados distintos: homófonos o palabras homófonas.
  • Palabras que se escriben y pronuncian de la misma forma, pero estas tienen diferentes significados: homógrafos o palabras homógrafas.

Ejemplos de Homónimos

  • votar y botar: Son homófonas ya que suenan igual pero la escritura es distinta.
  • gato y gato: Estas son homógrafas por el hecho de escribirse y pronunciarse igual, pero tienen distintos significados.

 

Parónimos

Por otro lado, los términos parónimos son palabras entre las que se llega a establecer una relación de semejanza por etimología o bien la pronunciación de una forma bastante similar, por lo que pueden generar ciertas dudas y son comúnmente confundidas entre sí.

Ejemplos de Parónimo

  • Contesto y Contexto
  • Accesible y asequible
  • Sesión y Sección

De manera que la principal diferencia entre parónimos y homónimos es que las palabras parónimas no se escriben o pronuncian igual, si no que de una forma bastante parecida.