Los términos meta y objetivo tienden a confundirse ya que la mayoría de personas piensan que significan lo mismo, pero la verdad es que son totalmente diferentes y tienen significados distintos.

En este artículo, trataremos de ver las características y semejanzas de cada uno.

Meta

Las metas son logros concretos que se van ejerciendo poco a poco, de manera que una meta es un pequeño proceso que se realiza para obtener un objetivo como tal.

Las metas son procesos que se deben terminar y seguir para poder llegar a un objetivo final. Generalmente las metas son a largo plazo y no necesariamente son tangibles o medibles, algunas pueden llegar a ser bastantes subjetivas.

Objetivo

Por otro lado los objetivos son logros que se obtienen por lo general a corto plazo, el objetivo es la sumatoria de todas las metas, en otras palabras, es el resultado final de una serie de procesos y metas.

El objetivo puede ser de cualquier índole; es algo que la persona se plantea alcanzar a corto plazo y por tal razón se esfuerza o ejecuta acciones que lo encaminan a lograrlo.

Asimismo los objetivos requieren de acciones específicas y deben ser palpables. Ejemplo: Un trabajador que se proponga a llegar temprano a su trabajo y así desempeñarlo de una mejor manera.

 

 

 

Por último para poder entender mejor las diferencias y características de ambos, te damos un pequeño resumen.

  • Se dice que las metas son a largo plazo y no necesariamente son palpables o medibles, ya que algunas pueden llegar a ser bastantes subjetivas, mientras que los objetivos en dicho caso de las metas se desarrollan ciertas acciones genéricas para poder alcanzar y no son específicas.
  • Las metas son todos los procesos que se deben lograr para poder llegar al objetivo; todo objetivo está compuesto por una serie de metas que unidas conforman el objetivo en sí.