Dada la economía de hoy en día, son varias las personas que necesitan dinero, y es por ello que hay quienes solicitan un préstamo o bien otros hipotecan sus viviendas, esto dependiendo las circunstancias que están pasando. Ambos términos tienen ciertas cosas en común pero son totalmente diferentes.
En DiferenciasEntre, hablaremos acerca de las diferencias entre préstamo personal e hipoteca.

Préstamo Personal

Cuando hablamos de un préstamo personal; este significa que es solicitado por diferentes motivos, siendo la compra de vehículos, estudios, viajes, entre otros, y por lo general las cantidades no son tan exorbitantes. Generalmente suele ser devuelto en un plazo no mayor a 3 o 5 años.

Normalmente el tipo de interés que se deberá pagar en dichos préstamos personales suelen ser más altos al de las hipotecas, ya que no se podrá garantizar con un bien inmueble tangible. Y es que a pesar de esto normalmente las entidades que facilitan los préstamos personales suelen solicitar ciertos avales para tener seguridad.

De manera que la finalidad a la que se destine el dinero, se podría optar por otra cantidad, y si pasa esto es mejor o convendría más solicitar una hipoteca para otra compra, o bien un préstamo si solo se desea tener algún viaje, o una compra básica.

 

Hipoteca

En el caso de una hipoteca, es un tipo de préstamo que se realiza para la compra de una casa o terrenos. Este tipo de préstamo suele tener un periodo de devolución muy alto y que puede variar desde 5 años hasta 30 o 40 años.

Dicho tipo de préstamo tiene por lo regular un tipo de interés bastante bajo, o al menos bastante accesible que un préstamo personal. Esto es porque el contrato se incluye en la cláusula de garantía hipotecaria, en otras palabras garantiza que se devolverá el importe con la vivienda adquirido o en caso de insolvencia.

También te puede interesar:  Diferencias entre Administración Pública y Privada

No obstante una hipoteca tiene otro tipo de gastos mayores que el de un préstamo personal, estos suelen estar derivados de la misma compra de un inmueble, como pueden ser gastos del registro de la propiedad (si fuese un terreno o vivienda) o gastos de la gestión de los documentos necesarios ante un notario, etc.

Conforme lo anteriormente descrito, podemos hacer referencia a las similitudes y diferencias que se presentan entre un préstamo personal e hipoteca.

  • El préstamo personal tiene los intereses altos, mientras que una hipoteca posee los intereses más cómodos.
  • Al realizar una hipoteca, el tiempo para devolver lo prestado, ronda desde 10 hasta 40 años, mientras que un préstamo personal es de 3 hasta 5 años.