En este artículo hablaremos acerca de las características que existen con los términos suplementos y complementos, que desde luego no son sinónimos. Un suplemento alimenticio se constituye por uno o un conjunto de nutrientes, en cambio el complemento refuerzan los nutrientes. Sigue leyendo para tener bien claro las diferencias entre suplementos y complementos.

 

¿Qué es un Suplemento Alimenticio?

Todo suplemento está concentrado por sustancias que son destinados a complementar la alimentación diaria, a modo rellenar las lagunas en la dieta; pueden servir para varias funciones, todo es dependiendo de los objetivos y necesidades del individuo.

Existen personas que consumen los suplementos para completar la falta de nutrientes en su dieta, mientras que otros es para fines terapéuticos o bien para aumentar la resistencia, fuerza y velocidad; cada vez que emplea un suplemento este suple todo aquello que no está en el cuerpo y por lo consiguiente es necesario, como también están dirigidos a corregir ciertas limitaciones nutricionales de los alimentos que no se abastecen.

Los suplementos si son necesarios, ya que ayudan a las personas que sufren o padecen de enfermedades o problemas nutricionales y situaciones especiales donde es necesario el suplemento. Por ejemplo es el caso de los que practican algún deporte profesional, mujeres en gestación, personas de la tercera edad, entre otros.

Se empezó a utilizar los suplementos cuando fue necesario prevenir el bocio se empezó a añadir yodo al agua potable. Seguidamente se empezó a emplear la vitamina D a la leche para poder enriquecerla. En la II Guerra Mundial, el harina se enriquecía con hierra y tres vitaminas del grupo B, debido a que la gente no consumía cereales integrales.

No siempre es necesario el uso de suplementos y complementos alimenticios, de acuerdo con la nutrióloga Lourdes Hernández, de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE; cuando una persona tiene una alimentación balanceada no es necesario, ya que cuenta con todos los nutrientes necesarios para un buen desarrollo.

 

 

 

 

¿Qué son los Complementos Alimenticios?

Los complementos alimenticios son productos alimentarios con la finalidad de complementar una dieta normal y está consistida en fuentes concentradas de nutrientes u otras sustancias que tienen efecto fisiológico o nutricional.

Los complementos se comercializan en ciertas dosis, en otras palabras vienen en pastillas, cápsulas, píldoras, bolsitas de polvos, ampollas bebibles entre otros; la dosis debe de ser conforme a las necesidades del cuerpo y es muy importante saber que si se excede la dosis puede llegar a tener ciertos efectos adversos y a la vez ser perjudiciales para la salud.

 

Hay que tener muy claro que los complementos alimenticios no son medicamentos a pesar de que se comercializan en forma de cápsulas y tabletas; los complementos son nutrientes necesarios que en ciertas ocasiones no se pueden adquirir adecuadamente a partir de la alimentación regular o dieta, ya que conforme a los estilos de vida no siempre lo permiten.

 

Luego de haber hablado acerca de los temas ya mencionados, trataremos de hacer un breve resumen de las diferencias entre suplementos y complementos.

  • Los suplementos alimenticios son productos basados en hierbas, extractos vegetales y alimentos tradicionales, mientras que los complementos son alimentos convencionales adicionados con ciertos nutrientes que contienen vitaminas, carbohidratos, minerales y ácidos grasos.
  • La función de los suplementos es suplir algún componente de la dieta, a diferencia de los complementos sirven para poder completar la dieta pero no es necesario para cubrir un 100% deficiencias nutrimentales.
  • Para consumir un suplemento lo tiene que prescribir un médico ya que es él el quien detecta la falta de alguna vitamina o mineral, mientras que los complementos se llegan a encontrar en alimentos tales como los cereales y las leches.