Hoy en día existen diferentes tipos de té, cuyos beneficios, características y propiedades cambian en mayor o menor medida. En este artículo hablaremos acerca de las diferencias entre té negro y té verde.

Té verde

El término “té” proviene del chino “cha” que está formado por los ideogramas correspondiente a “hierba”, “árbol” y “hombre sobre la tierra”

El té verde se caracteriza, sin duda, por ser una de las variedades de té más populares y conocidas. Se consigue por medio de las hojas cosechadas, las cuales se secan y fragmentan rápidamente. Este té contiene grandes compuestos antioxidante que son muy beneficiosos para poder luchar frente a varios tipos de cáncer y en la reducción de los efectos propios del envejecimiento.

El té es una de las bebidas más populares del mundo, de manera que ocupa el segundo lugar a nivel mundial, sólo el agua tiene el mayor consumo mundial que el té, se dice que en nuestro planeta se beben diariamente entre 1,8 y 2 billones de tazas de té.

Té negro

El té negro, proviene del té verde, pero para que se pueda consumir este pasa por un proceso de elaboración, donde se llevan a cabo cuatro etapas: marchitamiento, enrollado, fermentación y por último secado.

La característica nutricional que más se destaca es que posee un índice de teína algo más elevado que el resto de los tés, pese a que es muy rico en minerales, como el: flúor, aluminio, zinc, calcio, cromo, magnesio, manganeso, hierro, potasio y fósforo. De manera que el consumir este té beneficia de una y otra manera a nuestro organismo.

Referente a su poder antioxidante, el consumir una taza de té negro, contribue a unos doscientos miligramos de flavonoides, lo que ayuda a mejorar la capacidad de dilatación y contracción de los vasos sanguíneos, algo que disminuye el riesgo de ataques cardíacos.

También te puede interesar:  Diferencias entre Gripe y Resfriado

Conforme lo anteriormente descrito, haremos un pequeño resumen de las semejanzas de cada uno.

  • Ya sea té negro o té verde, se obtienen de la misma planta llamada “Camellia Sinensis”
  • El té verde se obtiene de las hojas frescas, mientras que el té negro no.