Los exámenes de tomografía axial computarizada y la resonancia magnética produce imágenes altamente sofisticadas del interior del cuerpo. De manera que la máquina de tomografía computarizada toma un conjunto de rayos X para poder las hemorragias internas, coágulos, huesos rotos, y hasta el avance del cáncer.

La resonancia magnética utiliza grandes rayos magnéticos para poder observar los ligamentos, médula espinal y el cerebro, más allá de una enfermedad.

En DiferenciasEntre, hablaremos acerca de las diferencias entre tomografía axial computarizada (TAC) y la resonancia magnética (IRM).

Tomografía Axial Computarizada (TAC)

La tomografía axial computarizada (tac) es una prueba de diagnóstico que utiliza rayos X, con el fin de crear imágenes transversales del cuerpo en forma de secciones o cortes.

Asimismo permite conseguir imágenes en tres dimensiones que luego se procesan por un ordenador, también es posible observarse en una pantalla o imprimirse. La tomografía también se puede utilizar para realizar una angiografía después de inyectar un líquido de contraste para estudiar los vasos sanguíneos.  Este tipo de tomografía es útil para detectar hemorragias, trombosis, tumores y otras afecciones, entre ellas las enfermedades cardiacas.

Función de la TAC

Se deberá de introducir en una máquina de rayos, acostado en una camilla móvil, que se desplazará hacia un aparato con forma de rosca gigante. Durante esta prueba es importante que la persona se mantenga quieta durante el escáner, con el fin de obtener buenas imágenes. Las personas nerviosas es recomendable que le apliquen algún tipo de tranquilizante.

En otros casos, se pide que se tome un tinte de contraste (yodo) que permitirá una visión mejor de algunas partes del cuerpo mientras la máquina escanea. De manera que la tomografía puede durar entre cinco minutos hasta media hora.

También te puede interesar:  Diferencia y Características entre Omega 3, 6 y 9

Tal es el caso de los rayos X o la radiografía que se utilizan en la tomografía son absorbidos por distintas partes del cuerpo en intensidades distintas. No obstante los huesos al ser más sólidos, absorben gran parte de la radiación mientras que los tejidos blandos absorben menos radiación, como los músculos, órganos, o la grasa lo que permite que pasen más rayos X, por medio de ellos y como resultado aparece el color negro

 

 

Resonancia Magnética (IRM)

La resonancia magnética (IRM) es una tecnología de imágenes no invasiva que produce imágenes anatómicas tridimensionales detalladas, sin el uso de la radiación dañina. Se emplea frecuentemente para la detección de enfermedades y el monitoreo y diagnóstico de tratamientos.

Este tipo de examen se basa en una tecnología sofisticada que estimula y detecta el cambio en la dirección del eje de rotación de protones que se encuentran en el agua que compone los tejidos vivos.

La IRM funciona por medio de imanes poderosos que producen un potente campo magnético que obliga a los protones en el cuerpo a alinearse con dicho campo. Cuando se pulsa una corriente de radiofrecuencia por medio de un paciente, los protones son estimulados y giran fuera de equilibrio, luchando contra la fuerza del campo magnético. De manera que cuando se apaga el campo de radiofrecuencia, los sensores de IRM, son capaces de detectar la energía liberada mientras que los protones se realinean con el campo magnético.

No obstante el tiempo que emplean los protones para alinearse con el campo magnético, así como la cantidad de energía liberada, cambian dependiendo del entorno y la naturaleza química de las moléculas

También te puede interesar:  Diferencias entre DVI, VGA y HDMI