Diferencias entre tutela y curatela
Rate this post

Teniendo como ámbito de desarrollo en el área del derecho, estos términos se relacionan con la guarda de una persona por parte de otra, aunque posean fines parecidos en la práctica judicial, existen distinciones que son claramente notorias entre los dos conceptos. Por ello en DiferenciasEntre hablaremos sobre las diferencias entre tutela y curatela.

Tutela

Para que pueda ser establecida una tutela, el tribunal en cargo debe determinar primeramente que el pupilo es incompetente para la toma de decisiones personales. Y esto debe encontrarse fundamentado por medio de evidencias que sean “convincentes y claras”.

Es decir que es necesario demostrar con pruebas de calidad para que el caso pueda proseguir. La persona que es designada por el tribunal se denomina “tutor” y la persona que se encuentra bajo su tutela se le denomina “pupilo”.

En el caso que se conceda una tutela “plena” o absoluta, el tutor tomara las decisiones que afectan todas las necesidades básicas del pupilo. Esta tutela es la más restrictiva y amplia, la cual solo debe ser solicitada cuando no exista una alternativa menos restrictiva.

Curatela

Para lograr establecer una curatela, es necesario que el tribunal resuelva primeramente que el pupilo es incompetente para realizar la toma de decisiones financieras. Y esta sentencia debe estar fundamentada en hechos que logren demostrar que la persona es incompetente con evidencias claras y convincentes. En este caso la persona que es designada por el  tribunal se denomina “curador” y la persona bajo su curatela se denomina “pupilo”.

La función del curador es la de proteger y preservar el patrimonio (ingreso y capital). El curador debe invertir el dinero del pupilo con prudencia y además rendir cuenta de sus acciones ante el tribunal designado, quien le dará el permiso necesario para acceder a los bienes conforme a lo estipulado por ley.

También te puede interesar:  Diferencias entre embalse y pantano

Diferencias claves entre tutela y curatela

  • En una curatela, un tribunal designa a una persona física o jurídica (curador) para que tenga la faculta de tomar decisiones que afectan a los bienes (patrimonio) del pupilo.
  • En una tutela, el tribunal designa a una persona física o jurídica (tutor) para que este tome decisiones personales en nombre del pupilo. En otras palabras
  • Un curador se ocupa de tomar las decisiones financieras de la persona, mientras que el tutor se encarga de tomar decisiones de índole personal. En ocasiones una sola persona puede ser un curador y un tutor al realizarse la combinación de los procesos en una sola acción.