Si de relajarse se trata es importante saber cuales son los beneficios y diferencias entre vapor y sauna, muchas personas se imaginan que se trata de lo mismo, pero no es así, pese a que ambos son baños calientes unos emplean calor seco y otros generan calor húmedo.

En DiferenciasEntre te daremos a conocer las semejanzas entre cada uno, para que después cuando vallas a un spa sepas que es lo que quieres escoger.

Baño de Vapor

El concepto de vapor como su nombre lo indica son aguas condensadas, el calor húmedo. Cuando se toma el baño de vapor se caracteriza por un calor seco proveniente de piedras calentadas, algunas personas ponen agua en el sauna para que el nivel de humedad no sea tan bajo. A manera que la humedad en los baños de vapor excede el 100%.

Los baños de vapor por lo regular siempre mantienen una temperatura más baja que las saunas, dicha temperatura en los baños de vapor no excede 49 grados centígrados o 120 fahrenheit. Las nubes de vapor producen un ambiente casi místico dentro de las cabinas de vapor.

Uno de los beneficios es en la piel, ya que los poros se dilatan limpiándose en profundidad, dicha reacción favore para mantener una piel perfecta y unos poros libres de puntos negros e impurezas, de tal manera que evitan el famoso acné, junto a esto nos proporciona una alta eliminación de toxinas a través de la piel y el sudor que nos hace mantener la piel mejor y limpia.

El calor en la sauna se da por un generador de calor que por lo regular es eléctrico con rocas en la parte superior, pero también existen saunas que usan madera o gas para mantener una temperatura adecuada. La manera con la que la temperatura se regula es por medio de un regulador o bien poniendo agua sobre las rocas; ese proceso únicamente se realiza si la sauna no es eléctrica.

También te puede interesar:  Diferencias entre Té e Infusión

 

Sauna

La sauna es una habitación o caseta pequeña de madera que es calentada para tomar un baño seco. Esta sauna posee una estufa en la que regularmente se calientan piedras comúnmente volcánicas. El agua se vacía sobre dichas piedras calientes creando así el vapor. Por lo general la sauna se calienta a unos 85 grados centígrados. Este tipo de baño sauna se origina en Finlandia donde es una tradición familiar y un lugar para relajarse donde también cuenta con ciertos beneficios. Uno de ellos es ayudar a limpiar el cuerpo de microbios, despejar las vías respiratorias como también elimina la tensión muscular.

Tan solo son algunos de los beneficios que tiene el baño sauna; posteriormente hablaremos los demás beneficios del sauna.

Según estudios japones, indica que mejora la respuesta del sudor, es decir el cuerpo caliente respira para enfriarse utilizando las glándulas sudoríficas y manteniendo funcional la respuesta del sudor para favorecer la regulación termal fuera del baño. El vapor es un excelente estimulante de la piel, ya que mejora la hidratación y por ende produce una limpieza completa.

 

 

 

 

Por último, luego de haber visto las características de cada uno, te daremos un breve resumen de las semejanzas que se dan en cada uno. Así que si piensas tomar cualquiera de los dos ya sabrás cual escoger.

  • El baño de vapor es caracterizado por tener una alta concentración de humedad, a diferencia del baño de sauna que es calor seco.
  • La temperatura de la caseta del sauna oscila entre los 90 y 80 grados, mientras que en los baños de vapor la temperatura no debe de exceder los 70 grados.
  • Ya sea sauna o vapor, las dos son muy buenas para la limpieza profunda, ya que el calor abre los poros y elimina impurezas de la piel, como el acné, bacterias y toxinas.
  • Algo que debes de tomar muy en cuenta es que sea baño sauna o de vapor no deben de pasar de 10 a 15 minutos, puesto que deben usarse con moderación, y es importante que cuando se entre a las casetas, se tiene que beber suficiente agua para evitar la deshidratación.
También te puede interesar:  Diferencias entre la Miopía y el Astigmatismo